Anestesia para la implantación de una válvula aórtica percutánea

  1. CUADRADO GARCIA, ANA MARIA
Supervised by:
  1. Manuel Ruiz Castro Director

Defence university: Universidad de Alcalá

Fecha de defensa: 20 May 2016

Committee:
  1. Fernando Noguerales Fraguas Chair
  2. Francisco Javier Granell Vicent Secretary
  3. M Jose Jimenez Martin Committee member
  4. Fernando Ruiz Grande Committee member
  5. Luis Alejandro López Yepes Committee member
Department:
  1. Cirugía, Ciencias Médicas y Sociales

Type: Thesis

Abstract

INTRODUCCIÓN: la EAoS es la patología valvular más común en la actualidad, debido sobre todo a la mayor longevidad de la población. El único tratamiento definitivo es la sustitución valvular, pero cuando se indica la cirugía en muchas ocasiones no es factible por la elevada morbilidad de los pacientes añosos. En base a esto se desarrollaron prótesis aórticas biológicas para su implantación transfemoral, los dos modelos más habituales son Edwards-SAPIEN y Medtronic CoreValve. Su colocación puede hacerse llevarse a cabo con anestesia general o con sedación y anestesia local.HIPÓTESIS DE TRABAJO: ambas técnicas son igualmente apropiadas para realizar el procedimiento de TAVR. OBJETIVOS: Principal: valorar si ambas técnicas son equiparables para TAVR. Secundarios: recoger las complicaciones, estancia y mortalidad hospitalaria. Estudiar los casos de sedación que se complican y se convierten a anestesia general e identificar posibles predictores.MATERIAL Y MÉTODO: se recogieron de forma descriptiva y prospectiva los primeros 199 casos consecutivos de TAVR realizados en nuestro centro.RESULTADOS: Éstos fueron clasificados en tres grupos diferentes: Grupo Sedación (Sº): 136, Grupo Anestesia General (AG): 33, Grupo Reconversión (Rº): 30 pacientes que se iniciaron con sedación, sufrieron complicaciones durante el procedimiento y se convirtieron a anestesia general. Se compara el grupo de Sº con AG y a continuación el grupo Sº con Rº.En la comparación de Sº con AG (0% en Sº y 6,5% en AG). Los casos realizados con AG precisan mayor soporte inotrópico durante el procedimiento y mayor número de transfusiones sanguíneas. Los procedimientos realizados con Sº son más cortos, también los tiempos en UCI y la estancia en el hospital. Las complicaciones más frecuentes son las vasculares (23,5% menores y 5,3% requieren intervención quirúrgica). La mortalidad es similar 4,4% en Sº y 3,3% en AG).En la comparación de Sº con Rº la población es más añosa, hay mayor incidencia de diabetes, de marcapasos definitivo previo y peor función renal. Las complicaciones más frecuentes son las respiratorias (36,7%), las cardiológicas (colapso hemodinámico: 33,3%) y a continuación las vasculares mayores (21,4%). La mortalidad durante el procedimiento es del 10% en Rº y 16,7% intrahospitalaria. DISCUSIÓN: la mayor patología respiratoria en el grupo AG se traduce en mayor número de complicaciones respiratorias en el postoperatorio. La incidencia de fracaso renal agudo se relaciona con complicaciones vasculares y episodios de sangrado importante. Los enfermos realizados con Sº se recuperan antes y son dados de alta antes. Los momentos más comprometidos en los que ocurren las complicaciones son la dilatación arterial, post valvuloplastia y el implante valvular. Las complicaciones son más frecuentes en el intra y en el postoperatorio ocasionando retrasos en el alta y elevada mortalidad. Se identifican como factores predictores la edad, la diabetes, presencia de marcapasos definitivo y la insuficiencia renal previa.